jueves, 13 de mayo de 2021

«El juego de la araña» de Kate Danon

Yo no me rindo nunca y, ahora, mi tarea eres tú».

Estas son las palabras que Leo le dice a Ana cuando, de la noche a la mañana, deja de ser un compañero de clase más para convertirse en su profesor particular. Ninguno de los dos imagina lo que este cambio desencadenará en sus vidas.

Leo, un chico solitario de diecisiete años, atormentado por sus circunstancias personales, encontrará en Ana la luz que necesita para escapar de su tristeza. Sin embargo, ignora que la chica de sus desvelos esconde muchos secretos, algunos tan oscuros que, para poder mantener su palabra, deberá enfrentarse a pruebas mucho más duras de lo que jamás pensó.

Ambos tendrán que superar los retos de la araña si quieren escapar de su red, pero… ¿se atreverán a jugar hasta el final?

La autora:

Kate Danon es es pseudónimo de la escritora de infantil y juvenil Victoria Rodríguez (Madrid, 1975).

Fue finalista del premio literario de Amazon con su libro El secreto de Malcom, segundo libro de la saga de los Hermanos MacGregor.

Su último libro publicado ha sido Siete besos.

Si queréis conocer mejor a la autora, os dejo el enlace a su blog: http://katedanon.blogspot.com/


Mi opinión:

Comentaba ayer la escritora Mayte Esteban, lo denostada que sigue estando la novela romántica que, a pesar de ser uno de los géneros que más lectores mueve, se sigue considerando un género menor y no aparece en los libros de texto y, cuando lo hacen, no es para hacerle halagos.

Comento esto como introducción, porque al leer esta novela que ahora comento, me ha parecido que lo de menos es la historia de amor que cuenta la autora, a pesar de ser muy tierna, sino todo lo que rodea a un grupo de jóvenes, la mayoría con un nivel socioeconómico alto, con acceso a todo y sin miedo a introducirse en los lugares oscuros que están detrás de las redes sociales o juntarse con personas malas, malísimas, que se aprovechan de la ignorancia que da la juventud, de su descubrimiento a la vida, al sexo, a las drogas, a los juegos perversos que empiezan así, como un juego y luego se convierten en perversos.

Kate Danon también trata el maltrato psicológico, el sometimiento de una de las partes en las relaciones nocivas, los celos y la venganza.

Como no podía ser de otra manera, teniendo a un grupo de adolescentes como protagonistas, también plantea cómo lo que ocurre en el ámbito familiar tiene siempre una repercusión en los jóvenes.

Una trama oscura, capítulos muy cortos, narrada alternativamente por Ana y Leo, en primera persona, nos van atrapando como en una tela de araña para que no podamos dejar de leer, descubriendo sus miedos, sus secretos y, por supuesto, su historia de amor.

«— ¿De dónde has salido, Leo? ¿Dónde has estado todo este tiempo?

— Siempre he estado a un beso de ti».

Muy buena, os invito a leerla. 

Almudena Gutiérrez


miércoles, 12 de mayo de 2021

Recordando: 2020 Año Internacional de las Enfermeras

El jurado de los Premios Princesa de Asturias ha otorgado el Premio a la Concordia a los sanitarios españoles en primera línea por el COVID 19. 

El jurado ha querido valorar el esfuerzo y la entrega de todo el personal que a lo largo de los últimos meses se ha dejado la piel para salvar vidas y atender a los afectados por el coronavirus, entre los que se encuentran profesionales de la medicina, la enfermería, los auxiliares y el resto de trabajadores sanitarios que han atendido directamente a los pacientes contagiados y realizado su labor en los principales focos de lucha contra la enfermedad del coronavirus. «Expuestos a una alta y agresiva carga viral, su entrega incondicional, haciendo frente a largas jornadas de trabajo sin contar, en ocasiones, con el equipamiento y los medios materiales adecuados, según quejas de organizaciones profesionales y sindicales del sector, representa un ejercicio de vocación de servicio y de ejemplaridad ciudadana» 

Pero el colectivo de Enfermería, antes de este Premio, antes de los aplausos de la ciudadanía, antes de jugarse la vida contra el COVID 19, celebraba el Año Internacional de la Enfermera y la Matrona, aunque los acontecimientos vividos no han permitido que se pueda hablar de ello. 

La historia: 

La 72ª Asamblea Mundial de la Salud acordó por unanimidad declarar 2020 como el Año Internacional de la Enfermera y la Matrona. De esta manera, por primera vez en la historia, las naciones del mundo se unirán para rendir justo homenaje a la importantísima aportación a la salud de las personas que llevan a cabo diariamente enfermeras y matronas a través de su trabajo en el ámbito asistencial, en la investigación, la educación para la salud, la docencia y la salud de las personas en general. 

«La OMS se enorgullece de proponer el año 2020 como el Año de la Enfermera y la Matrona. Estas dos profesiones de la salud son invaluables para la salud de las personas en todas partes. Sin enfermeras y matronas, no lograremos los Objetivos de Desarrollo Sostenible ni la cobertura sanitaria universal. Si bien la OMS reconoce diariamente su papel crucial, en 2020 se dedicará a poner de relieve los enormes sacrificios y contribuciones de las enfermeras y las matronas, y a garantizar que abordemos la escasez de estas profesiones vitales» (Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la Organización Mundial de la Salud). 

Se ha elegido este año porque marcará el bicentenario del nacimiento de Florence Nightingale, considerada la fundadora de la enfermería moderna. 

¿Quién fue Florence Nightingale? 


Nació en Florencia (ciudad de la que toma su nombre) el 12 de mayo del año 1820 en el seno de una adinerada familia inglesa. Desde muy pequeña tuvo vocación de enfermera pero en aquella época no estaba bien visto que las mujeres adineradas se dedicaran a cuidar enfermos. Florence luchó contra las tradiciones victorianas de la época y se formó y estudió para ser enfermera a pesar de la oposición de sus padres. Visitó un gran número de hospitales, recopiló datos y aprendió mucho sobre la profesión de enfermera, la asistencia médica y los sistemas hospitalarios. 

El mayor reconocimiento a Florence Nightingale vino por su labor en la Guerra de Crimea. Florence, como responsable de un grupo de 38 enfermeras, fue enviada al campo de batalla para atender a los heridos. Fue la primera vez que el ejército británico envió mujeres a un conflicto bélico. Su dedicación fue impresionante, atendió a más de 5.000 heridos, denunció a las autoridades las pésimas condiciones higiénicas en las que se encontraban los enfermos, recopiló datos estadísticos y empezó a cambiar el sistema de atención médica que hasta aquel momento se daba a los heridos. Cuidaba a los enfermos durante el día y la noche. Por la noche, siempre se dejaba ver atendiendo a los enfermos acompañada de un pequeño farolillo turco, y fue por ello por lo que comenzaron a llamarla «La Dama de la Lámpara», término que más tarde inmortalizaría el poeta americano Henry Wadsworth Longfellow (1807 –1882) en su poema Santa Filomena

Al volver de la Guerra de Crimea, Florence fue recibida como una heroína nacional, condecorada por la Reina Victoria y fundó, en 1860 la Escuela de Entrenamiento y Hogar Nightingale para Enfermeras en el Hospital de St. Thomas gracias a la aportación económica de la misma Reina Victoria. Esta escuela contaba con un método teórico-práctico de la enseñanza y un marco ético conceptual muy bien definido. 

Florence Nightingale también destacó en el terreno de la estadística, campo en el que su padre era un experto. Fue pionera en la representación visual de la información, usando, entre otras herramientas, diagramas e histogramas circulares. En el Diagrama Nightingale o Diagrama de Área Polar, que envió a la Reina Victoria en 1858, mostró las causas de la mortalidad del ejército inglés y reflejó toda la información que recopiló durante su estancia en Crimea. Florence fue la primera mujer nombrada miembro de la Royal Statistical Society y también formó parte de la American Statistical Association. 

Desde 1896, su delicado estado de salud no le impidió continuar investigando y escribió cerca de doscientos libros e informes que tuvieron importantes repercusiones en la sanidad militar, la asistencia social, los hospitales civiles, las estadísticas médicas y la asistencia a los enfermos. El Día Internacional de la Enfermera se celebra todos los años el 12 de mayo, aniversario del nacimiento de esta mujer. 

Florence murió a los 90 años: se había convertido en una de las mujeres más famosas y de mayor influencia del siglo XIX. Su obra sigue siendo, aun hoy en día, una referencia para enfermeras, administradores y planificadores de instituciones sanitarias. 

Si os interesa el tema, en el número 31, acompañamos esta historia con la entrevista a tres mujeres que compaginan su profesión de enfermera con su pasión por escribir: Irene Ferb, Lola Montalvo y Nieves Muñoz.

Además, en el número 37 encontraréis la «entrevista soñada» que le hizo Carmen Martín Audouard.

(Para acceder a la revista solo tenéis que pinchar encima de los número correspondientes)


lunes, 10 de mayo de 2021

«Cuando venga el rey» de Luis Carlos Castañeda


En el número 37 de la Revista Pasar Página, tuvimos el placer de entrevistar al ganador del Premio Literario de Amazon, después de leernos su magnífica novela que reseñamos a continuación.
La entrevista la podéis leer aquí, pinchando en la fotografía de la portada.


Una historia de amor y muerte en una isla a la deriva

El rey llegaba en el momento justo, a punto ya de que desaparecieran para siempre. Como dijo el alcalde, la visita del monarca significaba para la isla el evento más importante desde que entraron a formar parte de la historia de los pueblos cultos.

Pero la aparición del cuerpo sin vida del doctor Mauricio Santos Padrón flotando en la bahía destaparía las bambalinas de la historia, allí donde habitan las vidas y los anhelos de las personas que interpretan el drama.

¿Quién o quiénes asesinaron al médico ilustre de una cuchillada atroz? ¿Qué pecado habían cometido para pasar de idílico jardín de las Hespérides a desolado aduar rifeño?

Después de cuatrocientos años siendo el centro del mundo, de pronto el alisio dejó de soplar y la historia se olvidó de ellos. Ahora, navegando a la deriva, sólo la anunciada visita del rey y su comitiva puede impedir que la isla desaparezca mar adentro. Pero en una tierra de exaltados, las pasiones rigen los destinos, y el amor, los celos, la envidia y la muerte convertirán el porvenir en una incógnita.

Una ficción histórica que esconde una apasionante novela de personajes que viven y aman con la fuerza y desesperación de las gentes que habitan en el fin del mundo.


Luis Carlos Castañeda, nació en Arucas, Las Palmas de Gran Canaria. Periodista de formación, cursó Ciencias de la Información en la Universidad Complutense de Madrid. Ejerció en distintos medios a lo largo del país, como Diario de Ávila, El ideal gallego o en la revista Malpaís.

En la isla de La Palma fundó y dirigió el semanario El Time y la revista La Palma magazine. Obtuvo el Premio Regional de Periodismo convocado con motivo del 500 aniversario de la fundación de la ciudad de Santa Cruz de La Palma. Cuando venga El Rey, una obra de ficción histórica, es su primera novela larga publicada.

Mi opinión:

La visita del rey Alfonso XIII a la isla de la Palma, es el punto de partida que utiliza el autor para, uniendo ficción y realidad, contarnos la historia de esta isla.

Con unos personajes muy poderosos, va tejiendo una tela de araña con todos ellos, en los que no hay ni uno que sobre, ya sea principal o secundario.

La trama se desarrolla en presente pero recrea la crónica de una época, las costumbres de los lugareños, las profesiones, los adelantos que van llegando, todo muy bien narrado con unos personajes muy bien construidos, que te atrapan a pesar de no tener prácticamente diálogos, algo que es mucho más complicado para conseguir una lectura amena, con un buen ritmo. No hay que olvidar que la isla es un personaje más y para mí ha sido un descubrimiento.

Amor, celos, muerte, pasión, venganza, amistad… no falta de nada en esta historia y, aunque son temas comunes a muchas novelas, aquí están muy bien hilados. La particular forma de narrar, contándonos el pasado y el presente de cada uno de los protagonistas, su historia y su evolución, me ha gustado. También las explicaciones de los avances en fotografía, cine, medicina, sin dejar de lado la masonería, las ideas republicanas, las curanderas, la crianza de gusanos de seda, el horror de las guerras, la doble moral, la diferencia de clases, seguro que me dejo algo, porque es una lectura en la que se aprende sin que nos demos cuenta, otro punto para el autor.

Es, desde luego, una muy buena novela.

Almudena Gutiérrez