lunes, 26 de septiembre de 2022

«Solo cinco citas» de Arwen Grey

 

Un cantante de rock, una doctora, un escándalo y… ¿cosa de magia?

Marga tiene la sensación de haber perdido dos años de su vida encerrada entre libros y perdiendo neuronas, cuando en la oposición de Medicina no saca plaza fija. Para compensarla, sus mejores amigas deciden hacerle un regalo muy especial en su cumpleaños, aunque tengan que hacer magia para lograrlo: conseguirle el amor de su ídolo de la adolescencia, el cantante de rock Ángel Hell.

El mánager de Ángel se ha gastado todo su dinero, pero tiene un plan maestro para compensar su error y que volverá a poner al grupo en el candelero. Solo tiene que aprovechar un momento de insospechada fama surgida de un pequeño escándalo de Ángel en el escenario con una fan.

¿Acaso hay mejor manera de ganar dinero y publicidad que vender exclusivas a las revistas del corazón y a la tele?

¿No está esa doctora encantada de pasar tiempo con su cantante favorito?

Solo serán cinco citas, unos cuantos besos y arrumacos de cara a la galería. Ángel tendrá su dinero y, Marga, un poco de alegría en su vida.

Un plan sencillo hasta que la magia empieza a entrar en acción. ¿O será el amor verdadero?

Mi opinión:

Una divertida comedia romántica, con unos protagonistas que ya han entrado en la treintena, con unas vidas muy diferentes a lo que habían soñado.

Ella, tener una plaza fija después de tantos años de estudios de medicina y de ejercer en condiciones más o menos precarias.

Él, haber conseguido una fama que le permitiese vivir con una holgura que no tiene, aunque pueda «ir tirando».

La autora nos presenta a unos protagonistas reales, con ojeras, ropa pasada de moda, pelo alborotado, cansancio… pero en los que percibimos, desde el principio, que son buenos.

El pasado que los unió a ambos, los ha vuelto a reunir, aunque no tienen muy claro cómo. ¿Magia? ¿Casualidad?

Unas citas hilarantes, unas amigas muy particulares, que se preocupan por la anodina vida de su amiga, un grupo de rock en el que las circunstancias van a dejar claro la amistad verdadera que existe entre ellos, un brujo muy simpático, un representante muy malo y un gato con un nombre extraño, «plaza fija».

Todos son importantes en la trama, ingeniosos, divertidos, con un punto de romanticismo, cada uno a su manera.

Como en todas las novelas de Arwen Grey, muy buenos diálogos y, por supuesto, crítica social.

Crítica al «postureo» de las redes sociales, a los montajes de la llamada prensa amarilla, a los programas de cotilleo y a la precariedad laboral en el ámbito sanitario.

Una novela agradable que terminaréis con una sonrisa.


Almudena Gutiérrez