domingo, 25 de octubre de 2020

ENCUENTRO GALDOSIANO

 

Jornadas Madrileñas de Novela Histórica


https://jornadasnovelahistoricamadrid.blogspot.com/p/encuentros-galdosianos.html

 

Con motivo del centenario del fallecimiento del insigne escritor D. Benito Pérez Galdós, se celebra el Encuentro galdosiano como complemento de las Jornadas Madrileñas de Novela Histórica.

La Biblioteca Regional de Madrid era el lugar designado para reunirnos, pero la situación actual nos obliga a desarrollarlo de forma virtual.

Destacados galdosistas, periodistas, novelistas, investigadores y profesionales del sector turístico y editorial, participarán en este homenaje a una de las figuras más relevantes de la literatura universal después de Miguel de Cervantes Saavedra, renovador de la novela española y máximo representante del Realismo en España.

Del 26 al 30 de octubre de 2020

¡No os lo perdáis!

https://www.facebook.com/victorfernandezcorreas/videos/10158841080338762




 

martes, 20 de octubre de 2020

«El jardín de los espejos» de Pilar Ruiz

 


Tres mujeres. Tres épocas. Un solo lugar y muchas historias.

Una poderosa novela ambientada en la zona más misteriosa de Cantabria.

El monte de forma cónica, diferente a todos los del valle, guarda un tesoro en su interior: las magnéticas pinturas rupestres de las cuevas de El Castillo, creadas por el ser humano hace 30.000 años, junto a los valles del río Pas entre montañas verdes, muy cerca de la cueva mítica de Altamira. Las leyendas que atraviesan estas montañas y a sus habitantes salen a la luz en El jardín de los espejos.

En la actualidad, Inés llega desde Madrid con el encargo de documentar una futura película sobre la vida y la obra de un artista maldito obsesionado con las pinturas rupestres de la zona. Se aloja en "El jardín del alemán", una casona rural cerrada durante los meses de invierno y, en su investigación, descubre sucesos insólitos, apariciones, rituales antiquísimos, brujas clarividentes, recuerdos perdidos y un cuadro sin firma.

En 1949, Amalia huye de su marido y de sí misma para habitar esa misma casa, su mundo se ha venido abajo y no sabe cómo reconstruirlo. La única manera de descubrir su camino es pintar un cuadro en el que aparece una mujer misteriosa, a la que nadie más ha visto.

Y en 1919, en la misma casa, la fotógrafa Elisa espera la vuelta de su amante, uno de los participantes en la primera exploración de las cuevas de El Castillo que ha desaparecido en la Gran Guerra. Mientras, sigue haciendo fotografías, lo único que ha impedido que caiga en la desesperación.

El jardín de los espejos es una historia que entrelaza muchas otras como en un juego de espejos enfrentados, un cuento de hadas y de brujas, una leyenda antigua recuperada del olvido, que por fin sale a la luz para vencer al tiempo y al silencio.



La autora:


Pilar Ruiz es periodista, escritora y guionista española nacida en Santander en 1969. Pilar Ruiz estudió Guion y Dirección Cinematográfica y ha desarrollado su carrera tanto en cine como en televisión, siendo directora de películas como Los nombres de Alicia.

Además de su labor audiovisual, ha trabajado como auxiliar de dirección en el CDN Teatro María Guerrero, asesorando también al Teatro Lab Madrid desde su inauguración.

Ruiz ha ejercido la docencia en la Universidad Europea de Madrid (UEM) en el grado de Comunicación Audiovisual. También ha impartido cursos de guion e interpretación en la Escuela de Artes Escénicas del Palacio de Festivales de Santander y en la ECAM.


En lo literario, publicó por primera vez en 2014 El corazón del caimán, novela a la que seguirían La danza de la serpiente (2016) y El jardín de los espejos (2020).

 

Mi opinión:

Es una novela diferente, que hay que leer concentrada y que invita a la reflexión.

Conoceremos las vidas de tres mujeres en tres épocas muy distintas, Elisa, Amalia e Inés, cuya historia la autora nos va alternando en la narración.

De las tres mujeres, la que más me ha interesado ha sido Inés, y me ha enamorado el personaje de Amalia. Con Elisa no he empatizado, y me ha resultado un poco más aburrida.

El paisaje es el cuarto protagonista de esta historia, muy importante, un paisaje común a las tres y los misterios que encierra ese valle pasiego, lleno de fantasmas, en el que se enclava la Cueva de El Castillo en Puente Viesgo, en la preciosa Cantabria.

En esta novela hay suspense, amor, Historia, ya que narra situaciones en tres épocas muy diferentes, un poco de leyenda sobrenatural y un sorprendente giro final.

Muy bien narrada, con una ambientación que ayuda al lector a recorrer los mismos caminos, adentrarse en el bosque y conocer de memoria "El jardín del alemán".

Las mujeres pasiegas, que guardan sus tradiciones ancestrales, en una mezcla de realidad y magia, religión y superstición.

Una historia que reivindica el papel de la mujer en diferentes épocas y su lucha por conseguir sus objetivos.

Una novela para leer despacio.


Almudena Gutiérrez

lunes, 19 de octubre de 2020

«Pase lo que pase»

 




Pase lo que pase, me veréis erguida, 

celebrando un lunes sin ningún motivo, 

dándome un abrazo con todas mis fuerzas, 

ganando una guerra mundial al destino. 

Pase lo que pase, seguiré adelante. 

Si se acaba el mundo, pintaré un camino. 

Me veréis amable pase lo que pase. 

Tatuando esperanzas en troncos de pino. 

Me veréis soñando futuros hermosos, 

escribiendo cuentos a orillas de un río. 

Pase lo que pase, me veréis serena, 

disparando abrazos contra mi enemigo. 

Inventando estrellas en cielos desiertos, 

frecuentando lluvias, rescatando olvidos, 

remendando penas y amasando versos, 

fulminando rabias, calentando fríos. 

Pase lo que pase, me veréis sembrando 

sonrisas abiertas en campos baldíos. 

Me veréis cruzando desiertos salvajes, 

cimentando el suelo de sus espejismos. 

Me veréis remando con el agua en contra, 

hasta el nacimiento de mi yo más íntimo. 

Pase lo que pase tomaré mi mano, 

porque tengo ganas de salir conmigo. 

Pase lo que pase, me veréis viviendo, 

me veréis de gala sin ningún motivo, 

celebrando el viento, celebrando el agua, 

danzando en mi pecho con cada latido. 

Magdalena S Blesa



lunes, 12 de octubre de 2020

«El fantasma del árbol» de Ager Aguirre

Hoy traemos, por primera, vez un relato de Ager Aguirre, que nos ha cedido para este lunes festivo.



Si queréis conocer mejor a este escritor y su obra, os invito a visitar su página https://ager1975.wixsite.com/webautor/biografia

 

El fantasma del Árbol



Mi familia está loca. No dejan de hablar del fantasma que vive en el árbol y de lo mucho que les asusta encontrárselo por las noches. Mi padre quiere cambiar de casa, pero mi madre se niega a irse. Yo tampoco quiero marcharme, aquí tenemos jardín y piscina y tengo un cuarto para mí solo y yo, todavía no lo he visto nunca.

Y mira que me suelo quedar despierto para ver si me encuentro con él, pero nada, no hay manera. Yo creo que se lo inventan.

Se lo he dicho a mi padre y él me mira con sus ojos asustados. Dice que el fantasma del árbol no le deja descansar y que está agotado. Que necesita dormir.

Se lo he comentado a mi hermana y ella, no me dice nada, nunca nos hemos llevado del todo bien aunque yo la quiero mucho, pero siempre está pendiente de sus cosas y me ignora, mira a otro lado, me da la espalda, se marcha sin responderme.

Se lo dije a mi abuelo y él, sentado en su sillón, abría la boca para contestarme, pero no le salían palabras de la boca. Está muy mayor y mi madre siempre le está diciendo que no debe hacer esfuerzos.

También le dije a mi madre que yo no había visto nunca al fantasma del árbol y ella, se sentó en la mesa y lloró. ¿Estaría triste porque yo no lo viera?

Hoy voy a volver a quedarme despierto toda la noche y pasearé por la casa a ver si lo encuentro, y vigilaré la casa del árbol desde la que me caí de pequeño por si el fantasma del árbol se esconde allí para que no lo vea.

                                                                                                      Ager Aguirre



martes, 6 de octubre de 2020

«Seguiré de tus pasos» de Care Santos

 

Editada por Destino

Reina, una mujer acostumbrada a tomar sus propias decisiones, recibe una llamada inesperada que puede cambiarlo todo: ha aparecido una carta repleta de secretos que su destinataria nunca leyó y que revela una nueva verdad. Al mismo tiempo, alguien pretende abrir la tumba de su padre, José Gené, muerto en extrañas circunstancias hace más de cuarenta y cuatro años en un pueblo de los Pirineos.

La historia de su padre, y de aquellos que lo rodearon, llevará a la protagonista hasta Conques, una pequeña localidad de la provincia de Lleida, pero también a un día de un pasado lejano, el 26 de enero de 1939, cuando las tropas de Franco tomaron Barcelona. Un día de vencedores y vencidos después del cual nada volvió a ser como antes.

Care Santos reflexiona sobre la necesidad de conocer la auténtica verdad que esconde nuestro pasado en una novela absolutamente fascinante.

Nunca estamos preparados para saberlo todo.

La autora:

Care Santos (Mataró, 1970) es autora de doce novelas, entre las que destacan Habitaciones cerradas (2011), adaptada a la televisión en 2014, El aire que respiras (2013), Deseo de chocolate (Premio Ramón Llull 2014), Diamante azul (2015), Media vida (Premio Nadal 2017) y Todo el bien y todo el mal (2018). 

Su obra ha sido traducida a más de veinte idiomas, entre ellos el inglés, el alemán, el francés, el sueco, el italiano y el holandés. 

Es colaboradora habitual de El Periódico de Catalunya.

www.caresantos.com

Mi opinión:

Me gustó mucho la primera novela que Care Santos escribió con Reina como protagonista, Todo el bien y todo el mal, tanto que no pensé que fuese necesario saber nada más, me había quedado satisfecha. ¡Menos mal que ha escrito esta segunda parte! ¡Lo que me habría perdido si no lo hubiese hecho!

Es una novela maravillosa, en un paraje idílico, que esconde toda clase de secretos, los que va a buscar Reina, su pasado, la historia de su padre, lo que nunca le contaron su madre y su tía, las casualidades que hacen que se crucen en nuestros caminos sucesos y personas que no estaba previsto que apareciesen en nuestras vidas, que nos hacen replantearnos nuestra existencia.

Mezclando continuamente dos líneas temporales, el presente y el pasado de Reina, recorremos su historia y la vamos conociendo al mismo tiempo que ella, acompañándola en  ese pequeño pueblo del que quedaremos enamorados como la propia Reina.

Una novela coral, llena de personajes secundarios, todos ellos muy necesarios en la trama, para irnos sorprendiendo página a página, dejándonos en algunas ocasiones con la boca abierta, queriendo conocer más de ellos, de las historias que esconden.

La Reina de esta segunda novela ha madurado con respecto a la primera, tiene las ideas más claras, está aprendiendo a controlar sus miedos y nos muestra lo importante que es conocer el pasado, y lo que puede marcar la vida de las personas.

Porque en esta novela conoceremos la vida de José Gené, el padre de Reina, su juventud, su paso por la guerra civil, los cambios en su vida, la especial relación que mantiene con su madre, con su esposa y, sobre todo, la historia de su gran amor.

Con un estilo sencillo, cien capítulos cortos y un narrador omnisciente, consigue una lectura ágil, intimista, con su toque de misterio y de Historia de un pasado reciente. Consigue que nos metamos en la trama, gracias a unos personajes muy cuidados, muy reales.

Seguiré tus pasos es la segunda parte de una bilogía, pero se puede leer de forma independiente, aunque estando ante una pluma como la de Care Santos, merece la pena leerlas las dos, en el orden en el que la autora las ha publicado.

Una lectura muy, muy recomendable.


Almudena Gutiérrez



lunes, 5 de octubre de 2020

Y si digo, simplemente... No

 

Hoy nos cede nuevamente un relato Rafael Herrero Martínez, esperamos que os guste.


Estábamos en la cafetería del hotel Excelsior, charlando de todo un poco… De la película, sobre todo, claro… Era una reunión de trabajo, teníamos que terminar el guion, y no acabábamos de encontrar el desenlace. Algo no funciona. El Excelsior es el lugar de reunión preferido de Germán, un productor de cine importante, guionista, director, de esos triunfadores que consiguen todo lo que quieren… Nada se les resiste. Su móvil no dejaba de sonar; yo había dejado el mío en silencio. A veces, contesta, y otras lo apaga. Germán tiene algo especial… Es un hombre interesante, atractivo. Y él lo sabe.

Está hablando por teléfono, hace un gesto de fastidio, y de repente me dice… Anda, Marga, espérame en el apartamento, estaremos más tranquilos. No tardo. Ponte cómoda. Y luego me da la llave, y yo la cojo como si fuera lo más normal del mundo que él me diera la maldita llave de su apartamento. Yo lo que quiero es hablar de la película, del guion que estamos escribiendo, sólo eso. ¿Sólo eso?... ¿Por qué la cojo?... No lo sé… Me cabrea su seguridad. Extendió la mano, me sonrío, y siguió hablando por teléfono.

La terraza es increíble… Una botella de champagne muy fría en la cubitera, fresas, bombones… Un bouquet de rosas rojas. El decorado perfecto. No se le escapa ni un detalle. Ponte cómoda, eso me dijo. A veces me cuesta reaccionar, decir simple, y claramente: NO.

El loft es maravilloso, nos habíamos reunido allí con el equipo de dirección, pero solos nunca. Me quedo mirando las luces de la ciudad… Sé que con Germán me pueden ir muy bien las cosas. Es un hombre influyente, de esos que tiene una agenda milagrosa, contactos importantes, nuevos proyectos, nuevas películas, series de televisión… A su lado todo parece que está a tu alcance. Sería un salto en mi carrera. La posibilidad de hacer realidad mis sueños.

Yo sé lo que el quiere esta noche, lo que espera que pase en unos minutos… Y, yo… ¿Yo qué quiero? Voy al cuarto de baño, y me miro en el espejo… Y no me reconozco, pero me arreglo el pelo, me retoco los labios… Me pongo perfume… ¿Por qué me estoy mirando al espejo? ¿Por qué no me voy de una maldita vez? ¿Quiero liarme con él? ¿Quiero acostarme con Germán ahora, en este momento?... ¿Es eso?

Cuando entré en el ascensor, me sentí incómoda, como si todo el mundo supiese dónde voy, y a qué voy… El picadero de Germán, así lo llaman en la profesión… Ese lugar irresistible donde las mujeres se rinden a sus pies. Actrices importantes que quieren ascender un peldaño más, jóvenes que empiezan su carrera, modelos que buscan el triunfo rápidamente… Y ahora yo… Una escritora que ha publicado sólo una novela, sin demasiado éxito, una guionista no muy conocida en el mundo del cine. Llena de proyectos que a veces se quedan en eso, en proyectos. Historias que revolotean por mi cabeza.

Mi vida, mi pasión es escribir.

Planta treinta y seis del hotel Excelsior. Me gusta vivir en los hoteles. Tengo todo a mi alcance. Eso me dijo. Un ático con unas vistas que te caes de culo… Estoy nerviosa, como si fuera una jovencita. ¿Cómo he caído en la trampa? Es lo único que tenía claro cuando me citó en su hotel… No subir a su deslumbrante ático… Terreno peligroso. Él debe estar a punto de llegar, y sé lo que va a pasar, y entonces todo será más difícil. Y después me sentiré como una mierda.

Anda, Marga, espérame arriba. Germán, no tenía ninguna duda, sabía que iba a subir… Pero, ¿quién coño se cree que soy? Y ¿qué pasa si me quedo? Ya soy mayorcita, ¿no?

Me fui, no esperé a que Germán abriese la puerta de su majestuoso loft de la planta treinta y seis del hotel Excelsior, y me dijese, bueno, Marga, tenemos toda la noche por delante. Me perdí su sonrisa.

Tengo una sensación agridulce. Por un lado, he hecho lo que quería hacer, lo que me apetecía hacer: irme… Y por otro, pienso… A la mierda lo que pienso… No todos tenemos un precio.

No. No… Así de simple.

Y, llamo a Juan, y le digo… Te invito a una copa. Sí, una copa contigo… Sí.

 

Rafael Herrero Martínez